Searching...
jueves, 13 de diciembre de 2012

¡Combate el frío!


¡Hola de nuevo!

Hoy os traigo un DIY muy, muuuy fácil, muy bonito y, sobretodo, ¡muy útil! Ahora se está acercando ya el frío de verdad por aquí y una de las cosas que no podemos olvidar en casa es la crema de cacao, vaselina... lo que sea que uséis :) ¡Siempre encima!

Hace tiempo ya, me compré vaselina natural para los labios, porque en mi opinión es lo que va mejor para los labios secos. Pero el bote enorme de vaselina blanca y yo teníamos un problema: La sosedad. 
 No hay cosa más sosa que un tarro feo, enorme y pesado de llevar lleno de vaselina incolora.

Así que esta tarde le he puesto remedio, y creo que el resultado os encantará :) 

Mi conejillo de indias, mi madre, lo ha aprobado con nota altísima y, de hecho, pretende robarme el tarrito cuando no esté mirando :(

No tardaremos ni cinco minutos en hacerlo, ¡y la cosa cambia mucho! 

¿Empezamos?


Lo que vamos a necesitar:

- Vaselina natural. La mía la compré en Schlecker por 0,85€, vienen 125ml, así que la verdad es una ganga. La vaselina, a parte de proteger los labios contra el frío o el sol, tiene muchos otros usos, como por ejemplo para la piel, para el aseo de bebés, se usa como base para muchas cremas, cuando un zapato te duele porque es nuevo y aun no tiene la forma... En fin, mil usos por 0,85€!

- Colorante alimenticio. Hay de mil tipos y de mil colores. Los puedes encontrar líquidos, de gel, en polvo... A mí los que más me gustan son los de gel, pero no los he encontrado nunca "off-line"... y me tengo que conformar con un paquete de 3 botes de colorante líquido (colores primarios para hacer mil y una combinaciones) que compré en Sorli Discau por poco menos de 3€.

- Un tarrito vacío. El mío es de un antiguo labial.

¡Vamos allá!

1. Primero vierte vaselina natural en un recipiente para mezclarla luego con el colorante. Intenta poner más o menos la cantidad que te cabe en el tarrito que hayas elegido (tranquila, lo normal es que te pases y te sobre mucha luego...)


 2. Si tienes un colorante de un color en concreto, sáltate este paso. Si, como yo, tienes unos colorantes que pueden ser combinados, ahora es el momento de elegir el color. Escoge el que más te guste y haz la mezcla, primero usando un color y luego otro. Yo he elegido coral (que me ha sorprendido porque realmente ha quedado color coral), y pone: 5 gotas de color rojo y 5 de color amarillo. Hay que tener en cuenta que estas cantidades son para colorear un litro líquido, así que yo he usado 2 gotas rojas y 2 amarillas :)


Primero dos gotas rojas:


Y ahora dos amarillas (como podéis ver, el rojo sieeeempre queda rosa).


3. OPCIONAL: Usar algún tipo de aceite. Se puede usar algun aceite escencial para que dé olor (rosa, naranja, lavanda...) pero yo he preferido usar aceite de oliva virgen extra, más que nada porque hidrata muchísimo más. 


¡Ya lo tenemos! ¡Muy, muy fácil! Y mucho mejor que un trozo de pasta incolora :)


Ahora solamente falta ponerlo en el tarrito pequeño, con cuidado, y ya lo tenemos. 

Es mucho más transportable que el tarro original, y mucho más bonito :)


Para acabarlo de rematar, o por si queréis regalárselo a alguien, podéis utilizar algun free printable (¡nunca he logrado encontrar una traducción!). 
En mi caso he usado estas mariquitas de Printabelle. En esta web podéis encontrar un montón de dibujitos que son gratuitos para uso personal. Lo podéis imprimir y pegar encima de la tapa.


¡Y ya está! Así de fácil. Ya tenemos nuestro tarrito de vaselina natural con un poco más de gracia. Al no haber alterado el producto, conserva todas sus propiedades.  Como hemos dicho antes, la vaselina va muy bien para la piel, por lo que si después de ponertela (con los dedos, probablemente) te queda un poco en las manos, haz como si te pusieras crema hidratante de manos, porque la vaselina también sirve para esto.

Además, puede ser un regalo de navidad de última hora o estos típicos regalos de amigo invisible que como mucho te puedes gastar 5€. 

Puede que sea más cómodo comprar una crema de cacao para los labios, ¡pero aquí somos chicas espaviladas que nos gusta hacer nuestras propias cositas! :)

Espero que os haya gustado, ¡y sobretodo que os animéis a hacerlo!

¡Hasta la próxima!


0 comentarios:

Publicar un comentario